Articulación: las consonantes

Articulación: las consonantes

Articulación: las consonantes 150 150 raulbaglietto

Para una correcta emisión de las consonantes en la voz cantada, que es aquella que permite la perfecta inteligibilidad del texto, sin por ello interrumpir el legato ni reducir la resonancia de la misma, es muy importante tener en cuenta los elementos que las forman y su correcta utilización.

Mientras que las vocales eran asunto de la laringe, la faringe, la lengua y los labios, en la formación de las consonantes hay que tener en cuenta a la lengua, la mandíbula, los labios y los músculos faciales que los controlan.

La parte trasera de la lengua es fundamental para la formación de las vocales, ya que una posición muy atrasada de la misma ahogaría el sonido, o una posición baja pero fija provocaría rigidez en la emisión y entubamiento del sonido; por ello es necesario que la lengua esté en todo momento relajada, para poder manipularla de manera que nos proporcione el espacio adecuado en la faringe, dependiendo de la vocal y de la altura del sonido. Asimismo su parte delantera es la encargada de la pronunciación de las consonantes, que debe ser rápida y ágil para evitar la interrupción del legato. Por tanto su relajación es imprescindible.

De la misma manera, una mandíbula bloqueada o movida desmesuradamente producirá problemas en la emisión del canto. En el primer caso provocará rigidez en la lengua que impedirá su movimiento libre y rápido, y en el segundo impedirá la correcta homogeinización de las vocales, con el continuo cambio de las resonancias, que a veces es corregido con una reducción del volumen y una impostación nasal.

Son muy importantes también los labios y los músculos que los controlan, ya que deben estar entrenados para cambiar ágilmente de posición sin afectar la libertad de la línea. Ejercitar los músculos faciales es siempre un buen ejercicio preparatorio para una correcta dicción, así como practicar la agilidad de pronunciación con trabalenguas. Para ello se recomienda pensar que mientras las vocales se emiten desde la faringe y parte alta del paladar, tenemos que pensar que las consonantes salen desde los labios (a fior di labbra), separando mentalmente su articulación para que salgan unidas de forma natural.

Antonio Juvarra, en su referencial tratado Il canto e le sue tecniche (Ricordi), habla de dos tipos de pronunciación: el parlato articolato, que es aquél que podemos observar en los actores o actores-cantantes, y el parlato trascendental, que es del que venimos hablando, y que gracias a su desarrollo no elimina el sentido de altura natural que surge de un sonido puro y libre. Mientras que la primera forma de pronunciar intensifica los movimientos de mandíbula y destaca las consonantes de forma que oprimen la emisión y rompen el legato, la segunda forma, frontal y nítida, produce movimientos ligeros y armoniosos y permite la sintonización de la cavidad de resonancia. De esta forma las consonantes se mantienen independientes de la emisión (realizada por las vocales) aunque el canto pueda ser declamatorio.

Podemos ver dos ejemplos en los siguientes vídeos. En el primero de ellos Fernando Corena (más un actor-cantante que cantante-actor), realiza una pronunciación articulada, con una impostación muy adelantada y un nulo legato. El texto se entiende a costa de una pérdida de armónicos y sonoridad:

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=kOe8p_05SaI&w=350&start=187&end=245]

En el segundo podemos comprobar como Alfonso Antoniozzi realiza ese parlato trascendental del que habla Juvarra, con una colocación delantera de las consonantes, que no de la emisión, que le permite una pronunciación muy clara, más rápida y no le impiden mantener la calidad del timbre:

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=O2jBU2kYiaI&w=350&start=199&end=248]

Llámanos

+34 656 57 04 23

E-mail

info@raulbaglietto.com

© 2018 Todos los derechos reservados.